Latest News

¿Qué significa construir Cultura de Paz?

La paz, consiste en un proceso interactivo de armonía social, respeto y tolerancia a los demás, donde no existe violencia directa, cultural ni estructural entre las partes, permitiendo el desarrollo pleno de los individuos. Va más allá de la mera ausencia de conflictos armados o de violencia, siendo que la misma se entiende desde la interacción entre individuos y el mutuo respeto dentro de un contexto donde se permite el ejercicio de la individualidad.

Johan Galtung, experto en el estudio de la paz dice, “La paz no es únicamente la ausencia de guerra o violencia, sino el fortalecimiento de los aspectos positivos que la edifican, como son la armonía, la cohesión, la colaboración y la integración.” Juan Pablo Lederach dice que los conflictos no son buenos ni malos, solo son. Y considera que La paz más que un estado es un proceso, no es estático, evoluciona, tiene vida.

Específicamente, en el término cultura de paz, refiere al desarrollo de una cultura respetuosa de los derechos humanos, sostenible y en armonía con el medio ambiente y su entorno, donde se gestionan constructivamente los conflictos y se respetan plenamente las diferencias. Es un concepto acuñado por la ONU a finales del siglo XX:

Artículo 1: Una cultura de paz es un conjunto de valores, actitudes, tradiciones, comportamientos y estilos de vida basados en: a) El respeto a la vida, el fin de la violencia y la promoción y la práctica de la no violencia por medio de la educación, el diálogo y la cooperación; b) El respeto pleno de los principios de soberanía, integridad territorial e independencia política de los Estados y de no injerencia en los asuntos que son esencialmente jurisdicción interna de los Estados, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional; c) El respeto pleno y la promoción de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales; d) El compromiso con el arreglo pacífico de los conflictos; e) Los esfuerzos para satisfacer las necesidades de desarrollo y protección del medio ambiente de las generaciones presente y futuras; f) El respeto y la promoción del derecho al desarrollo; g) El respeto y el fomento de la igualdad de derechos y oportunidades de mujeres y hombres; h) El respeto y el fomento del derecho de todas las personas a la libertad de expresión, opinión e información; i) La adhesión a los principios de libertad, justicia, democracia, tolerancia, solidaridad, cooperación, pluralismo, diversidad cultural, diálogo y entendimiento a todos los niveles de la sociedad y entre las naciones; y animados por un entorno nacional e internacional que favorezca a la paz. (Asamblea General del 6 de octubre de 1999, Acta 53/243).

Como parte de ese cambio de paradigma, la Asamblea General de las Naciones Unidas designo el 21 de setiembre como el Día Internacional de la Paz y en el año 2001 la Asamblea General decidió por unanimidad designar este Día jornada de no violencia y alto el fuego. En nuestro país, la Ley Sobre Resolución Alterna de Conflictos y Promoción de la Paz Social, número 7727 establece en su artículo 1 que toda persona tiene derecho a una adecuada educación sobre la paz, siendo que la educación debe formar para la paz y el respeto a los derechos humanos.

La cultura de paz involucra a toda la sociedad, no es una obligación sólo de un gobierno, o del Estado, es un proceso que debe ser trabajado y desarrollado permanentemente por todas las personas y organizaciones en su relación con la comunidad, familia, sociedad en general.

La paz es un trabajo arduo y continuo, que requiere el compromiso de todos nosotros y es por ello que, desde el Colegio de Profesionales en Psicología de Costa Rica, se está promoviendo, fortaleciendo y facilitando espacios de diálogo, reflexión y sensibilización sobre este tema y trabajando por tener una cultura de paz, no sólo para nuestros agremiados sino para la ciudadanía en general.

La cultura de paz se lleva en cada uno de nosotros y en cada lugar que asistamos y nos identifiquemos, no se puede vivir de manera aislada. Nuestra convivencia debe ser íntegra, fortaleciéndose en cada acción.

Conozca más sobre como construir Cultura de Paz en el siguiente enlace Campaña Cultura de Paz